viernes, 1 de abril de 2011

Modas "Per-Judiciales"

BY VICTORIO PÉREZ Y XAILA FALCÓN

Mientras veíamos en televisión este mediodía varios informativos canarios, nos percatamos que está de moda "más que nunca" la utilización de algunas expresiones incorrectas que se han popularizado entre los medios de comunicación. Ayer un rótulo en un informativo, hoy en dos entradillas... "los delitos no pueden ser presuntos!" Para quien pueda ser de ayuda, adjuntamos a continuación Usos Correctos del Español.


Presunto-a, presuntamente
Estamos ante un adjetivo (presunto) y un adverbio (presuntamente). Ambas palabras son muy usadas últimamente, por eso del lenguaje políticamente correcto, pero no es menos cierto que en la mayoría de las ocasiones se usan mal.
Definiciones:
Presunto es aquel a quien se considera posible autor de un delito antes de ser juzgado.
Presuntamente es un adverbio de modo que significa por presunción, por suposición, supuestamente.
Veamos algunas oraciones muy difundidas por los distintos medios de comunicación:
Ha sido acusado de un presunto delito.
La oración anterior es incorrecta. La presunción recae sobre la persona, no sobre el delito.
Los delitos no pueden ser presuntos. En realidad sobraría el adjetivo presunto puesto que en el acusar está implícita la presunción, ya que acusar es atribuir a alguien una falta o delito.
Lo correcto sería: Ha sido acusado de un delito.
Se busca al presunto autor del delito.
Es totalmente absurdo decir eso. Estamos hablando sin saber quién es el autor. El autor no tiene nombre ni apellidos, de momento; luego, se busca al verdadero autor, no a un supuesto (presunto) autor.
Lo correcto es: Se busca al autor del delito.
Cuando alguien con nombre y apellidos sea acusado de los hechos será porque ya se le ha encontrado, y entonces es cuando pasará a ser presunto autor.
Juan ha matado presuntamente a su mujer.
Aquí lo normal es suponer que el adverbio presuntamente modifica al verbo ha matado. Es incorrecto, pues no se puede matar supuestamente o presuntamente a nadie. Se ha matado o no se ha matado, pero no se puede matar presuntamente. Para decirlo bien tendríamos varias opciones:
Juan es el presunto autor de la muerte de su mujer.
Se presume que Juan ha matado a su mujer.
Cabe la posibilidad de usar presuntamente como un modificador de toda la oración y no sólo del verbo, en cuyo caso iría entre comas (pausas en el habla) y colocado, preferentemente, al principio o al final de la oración, aunque también puede ir intercalado:
Presuntamente, Juan ha matado a su mujer.
Juan ha matado a su mujer, presuntamente.
Juan, presuntamente, ha matado a su mujer.
Estas tres oraciones equivaldrían a la segunda de los dos ejemplos anteriores.

1 comentario:

  1. Muy interesante. Buen trabajo chicos!!

    ResponderEliminar