martes, 1 de marzo de 2011

Se me olvidó que fui yo quien armó jaleo

La Audiencia Provincial de Las Palmas juzgó este martes a un hombre acusado de Tentativa de Homicidio. Según el Ministerio Fiscal, el procesado tuvo una discusión con un conocido en una discoteca de Las Palmas de Gran Canaria la madrugada del 9 de abril de 2009. Y una vez fuera del establecimiento supuestamente golpeó varias veces a la presunta víctima en la parte frontal de la cara provocando que cayera al suelo inconsciente.

La supuesta víctima sufrió un traumatismo cráneo encefálico que le causó amnesia hasta los últimos días de hospitalización. Por eso la Fiscalía solicita 9 años de cárcel para el acusado y una indemnización de casi 6.500 euros. Sin embargo, la defensa considera que no hay delito y pidió la libre absolución. 

Uno de los testigos apoyó la declaración del acusado, asegurando que fue el denunciante quien insultó al procesado e intentó robarle porque no accedió a pagarle sus copas. En su defensa el acusado declaró que no tenía intención de matarle, que se presentó en comisaría cuando supo que el joven estaba hospitalizado y que incluso fue a visitarle para interesarse por su estado de salud. Mantuvo siempre en todas sus declaraciones que sólo le empujó y que no le golpeó en la cara.

La Policía Nacional declaró también que en el visionado de las cámaras de seguridad de la zona sólo se aprecia un empujón y no puñetazos. El juicio quedó visto para sentencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario