martes, 11 de enero de 2011

Actos de locura

Ayer fui a mi primer juicio del 2011, aunque no ha sido la primera cita del año con los juzgados. La semana pasada en medio de la euforia de las compras y regalos de Reyes nos pilló por sorpresa uno de los casos que más seguiremos los periodistas este año.

JOSÉ MIGUEL SUÁREZ GIL Y JOSEFINA NAVARRETE
Tres días después de que presuntamente encañonara a su todavía esposa y una de las letradas más reconocidas de Canarias, el viernes 7 de enero el empresario Suárez Gil pasaba a disposición judicial ante el magistrado del Juzgado de Violencia sobre la mujer número dos de Las Palmas de Gran Canaria.

El juez Luis Ocaña lo envió a prisión "provisional, comunicada y sin fianza" y le imputó un delito de amenazas, otro de tenencia ilícita de armas y dos de detención ilegal. Por el primer delito podría cumplir hasta dos años de cárcel, por el segundo hasta un año pues la Policía Nacional encontró en el chalet del matrimonio 21 armas de fuego, todas supuestamente propiedad del empresario y la Ley sólo permite poseer un máximo de seis.

Según la acusación particular, por retener a su esposa podría pasar entre 4 y 6 años en prisión, mientras que por el segundo delito de detención ilegal, que se refiere a la amiga de Josefina que estaba con ella en la casa, podrían castigarle con una pena de entre 11 meses y 3 años de cárcel.

El magistrado desestimó los cargos de violencia de género. Al término de la jornada, Josefina Navarrete hizo unas pequeñas declaraciones a los medios de comunicación. Primero dio las gracias a los periodistas que estuvimos pacientemente haciendo un seguimiento de la noticia, desde las 9 de la mañana hasta las 16:30 de la tarde en los Juzgados de Granadera Canaria, para saber si el juez decretaba el ingreso en prisión preventiva o ponía a Suárez Gil en libertad.  Acto seguido dijo sentirse una mujer privilegiada, por estar viva y por tener los medios para defenderse. Dio las gracias a su amiga, pues fue quien corrió para avisar a la policía con una llamada de teléfono aunque en la casa también se encontraba un sobrino del empresario. Alabó la brillante actuación policial y apuntó que ha comprobado que una circunstancia así puede darse en cualquier momento y lugar. Independientemente del nivel socio-cultural y sin necesidad de un conflicto previo.

PADRE CORAJE
Miguel Ángel Almeida Martín, un vecino de Arucas, ya es conocido entre los medios de comunicación como el padre coraje. Ayer se sentó en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Las Palmas por un delito de intento de homicidio.

El verano de 2005 un vecino de su barrio violó a su hija. Los días después a la denuncia fueron un infierno para ambas familias. El juez prohibió al entonces supuesto violador que se acercara o comunicara con su víctima o familiares. Pero no lo cumplió y siguió viviendo en su casa. Durante unos días hubo intercambios de insultos entre el violador y el padre, hasta que éste último bajo un arrebato le asestó una puñalada.

Después de este altercado se celebró el juicio por la agresión sexual y el hombre apuñalado fue condenado a cinco años de prisión. Este lunes, ya en libertad, el violador volvió a los juzgados pero esta vez como víctima para volver a verse las caras con el padre que lo apuñaló.

El padre y ahora acusado de intento de homicidio declaró estar arrepentido y que no quería hacerle daño, sólo asustarle enseñándole el cuchillo para que se apartase de su familia, pero asegura que se volvió loco.

Por eso, la defensa solicita la libre absolución porque considera que su defendido se encontraba en un estado de enajenación transitoria por el disgusto que tenía al ver que el violador de su hija estaba quebrantando la orden de alejamiento.

Sin embargo, la Fiscalía solicita tres años de cárcel, pero más dura aún es la pena de la acusación particular que pide 14 años de prisión.

Un verdadero drama para un padre resignado a cumplir la pena que le impongan y que no vive en paz porque el agresor sexual de su hija está de nuevo en la calle y sabe que ella tampoco vive tranquila porque se siente responsable de los actos que ahora podrían llevar a su padre a prisión.

2 comentarios:

  1. Pocos ejemplos tan claros pùede haber de lo lenta y mal que funciona la mayoría de las veces nuestra justicia. Debería ser una prioridad de todos mejorarla.

    ResponderEliminar
  2. Hola Xaila!!! Muchas gracias por el mensajito que me has dejado en el blog!!! estoy totalmente de acuerdo contigo... esto de los blogs es un enganche y va a desbancar a las revistas, no tengo la menor duda!!! (yo antes también las compraba todas pero hace tiempo que no lo hago y me informo por internet de todo lo que quiero o me interesa) En cuanto a lo de la entrevista... cuando quieras cuenta con ello!!! un besito y te sigo!! que tu blog está muy chulo también ;)

    ResponderEliminar